Covid 19 y Continuidad del Negocio

En fechas recientes y dada la pandemia a nivel mundial por el coronavirus o Covid-19 que provoca alteraciones respiratorias, es necesario formularnos algunas preguntas en torno a la producción, administración, seguridad patrimonial y física, así como el estado emocional que genera en los empleados. En resumen y siendo esta la principal, seria:

¿Contamos con un plan de continuidad del negocio?

(business continuity plan)

Me pregunto, ¿cuál seria la respuesta que en nuestra mente imaginaríamos?, en caso de ser un SI, valdría la pena continuar con el Check List que implica su cumplimiento; pero si la respuesta es NO, nos encontramos en el tercer mejor momento de empezar a formularlo.

Impacto en el Negocio

Es necesario clasificar los resultados para la empresa de enfrentar contingencias esperadas.

  1. Catrastofica (inminente cierre de la empresa)
  2. Importante (incurre en un riesgo posible de cierre)
  3. Moderada (incurre en un riesgo escaso de cierre)
  4. Leve (no es probable el cierre)

Aunque existen otras clasificaciones, creo que para fines informativos es suficiente.

El siguiente paso en la formulación del plan de continuidad es definir los puestos de las actividades mínimas necesarias para darle continuidad al trabajo, sean estas productivas, administrativas, operarias, etc..; y preguntarse, ¿pueden realizarse estas actividades en cedes alternas? y/o ¿cómo puedo ofrecer una certeza de operación?

  1. Cambio de cede
  2. Trabajo en casa
  3. Contención
  4. Respaldo
  5. Aumento de la seguridad
  6. Etc...

En la medida de lo posible, tratando de conservar los puestos no indispensables.

Manejo de la Crisis

¿Cómo se responderá al posible riesgo?. Llego la hora de planear el desarrollo de los incisos referidos en el punto anterior, por ejemplo, ¿contamos con el equipo suficiente para que, en caso de solicitar trabajo administrativo en casa, este se desempeñe con la misma eficiencia y buenos resultados que en las oficinas?, ¿contamos con los medios necesarios para permitir el acceso del personal que pudiera estar expuesto a algún contaminante, biológico o físico?, ¿podemos contener los contaminantes dentro del equipo que se le dota a los trabajadores?, y así podemos preguntarnos según el giro y las actividades de la empresa si el manejo de la crisis estará en linea con la misión, la visión y los valores.

Comunicación

Esta debe ser guiada por la cabeza o rangos jerárquicos apropiados, sugiero en positivo y generando tranquilidad, sin menospreciar el riesgo que la crisis pudiera crear.

Actualmente existen múltiples medios digitales por los cual los trabajadores pueden recibir información, pero nada como la presencia de la cabeza del negocio frente a los trabajadores para guiar los pasos a seguir (generados por un analisis profundo de su equipo).

Es necesario ademas, considerar el estrés que los trabajadores asumirán al verse dentro de una crisis, ya sea por posible daños a su persona o su salud, miedo a la perdida de su fuente de empleo y/o responsabilidad accidental del daño.

Recuperación

Dependiendo de la crisis que se enfrentara debemos analizar el momento apropiado (de mínimo riesgo) para retomar actividades, analizar si enfrentaremos consecuencias y bajo un analisis profundo analizar los resultados en el personal y en el negocio, la viabilidad del inicio completo de actividades en escalada.

Estas y muchas otras preguntas, debemos realizar para formular un plan para cada contingencia posible, algunas coincidirán por medios resolutivos o de contención.

Covid-19

Mas que sobrada la información difundida, sin embargo, ¿cuánto y como impactara? y ¿cuánto tiempo podemos asimilar con qué grado de impacto?. Responder estas preguntas es necesario, sin embargo para poder analizar mejor los medios con los que enfrentaremos esta contingencia tengamos en cuenta algunas de sus características:

  1. Se trata de una enfermedad por contaminación (de persona a persona o por contacto con objetos contaminados).
  2. A pesar de no saber si el personal es o no portador, existen pruebas para detectarlo, por desgracia, aun no tan habituales en nuestro país, pero hay datos que en ciertos estudios infieren una infección viral.
  3. Es una enfermedad asociada a la falta de higiene (no necesariamente a la suciedad).
  4. Es una enfermedad asociada a la falta de etiqueta en el manejo de secreciones y fluidos.
  5. Es una enfermedad de muy fácil adquisición.
  6. Es una enfermedad habitualmente no complicada en el personal de edades ocupácionalementé activas (con sus excepciones).
  7. Habitualmente la polución dentro de los espacios cumple cierto tiempo.
  8. Existen medidas de contención para su exposición.
  9. Existen medios físicos de eliminación en superficies, gases y líquidos.
  10. A pesar de ser una enfermedad que no cuenta con tratamiento, habitualmente no lo requiere.
  11. Entre otras características.

Me parece que seria un error menospreciar el impacto en la salud de los trabajadores, por ello se debe ser sumamente cuidadoso en las implicaciones del tipo de continuidad que se elija. Desde mi personal punto de vista, debe conservarse el mayor bien de la empresa (su personal sano).

A modo de conclusión, es necesario, como en todas las contingencias, prepararse y realizar un plan adecuado para poder enfrentar con éxito todas las posibles limitaciones del negocio, éxito o fracaso depende de ir mas allá de la generación del capital, a veces depende de la preparación para el futuro.

 

Dr. Edgar Ruiz Quiterio

M en C. en Salud Ocupacional, Seguridad e Higiene

18 de marzo 2020

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *